Incentivar el emprendimiento en la educación de los jóvenes, proponen en el Senado

Debemos acercar a los muchachos al mundo empresarial.

Necesario, fomentar una cultura empresarial entre las nuevas generaciones.

Dado que el emprendimiento representa una herramienta poderosa para combatir la pobreza y reducir la desigualdad social, Delfina Gómez Álvarez, senadora del Grupo Parlamentario de Morena, presentó una iniciativa para reformar la Ley General de la Educación, a fin de fomentar una cultura empresarial entre los jóvenes desde las aulas desde nivel básico y superior con miras a que a que los estudiantes tengan su propio negocio en el futuro.

“El apoyo al emprendimiento nunca ha sido tan importante como ahora. El refuerzo de la educación en emprendimiento en las escuelas, los centros de formación profesional y las universidades tendrá repercusiones positivas en el dinamismo emprendedor de nuestras economías. Además de contribuir a la creación de empresas sociales y nuevas empresas, la educación en emprendimiento ayudará a que los jóvenes sean más aptos para el empleo y más emprendedores en su trabajo en las organizaciones ya existentes en los sectores social, público y privado”. señaló.

La legisladora por el Estado de México resaltó que de aprobarse su propuesta de reforma que modifica la fracción XVII y adiciona una XVIII del artículo 7° de la Ley de Educación, se contribuiría a la creación de empresas sociales y nuevas empresas,

“La educación en emprendimiento ayudará a que los jóvenes sean más aptos para el empleo, más emprendedores en su trabajo, en las organizaciones ya existentes, en los sectores social, público y privado. El fomento de la actividad emprendedora en las escuelas puede poner en valor la enseñanza de conceptos básicos sobre el funcionamiento del mercado, la gestión de los beneficios, la producción y la comercialización”, indicó.

Delfina Gómez consideró que en los tiempos actuales los jóvenes deben conocer el sentido del emprendimiento, “que experimenten tener su propio negocio como una manera de estimularlos y comprueben si esa opción es válida para ellos”.

Abundó que la iniciativa contempla que tanto, en la etapa de la educación básica y la formación profesional, se incorporarán objetivos, competencias, contenidos y criterios de evaluación de la formación, encaminados al desarrollo y afianzamiento del espíritu emprendedor, a la adquisición de competencias para la creación y desarrollo de los diversos modelos de empresas y al fomento de la igualdad de oportunidades y del respeto al emprendedor y al empresario, así como a la ética empresarial.

“Las instituciones educativas fomentarán las medidas para que el alumnado participe en actividades que le permita afianza el espíritu emprendedor y la iniciativa empresarial a partir de aptitudes como la creatividad, la iniciativa, el trabajo en equipo, la confianza en uno mismo y el sentido crítico”, precisó.

A nivel universitario, añadió, se promoverán iniciativas de emprendimiento para acercar a los jóvenes al mundo empresarial. Fomentarán la iniciación de proyectos empresariales, facilitando información y promoviendo encuentros con emprendedores.

La propuesta se turnó a las Comisiones de Educación y Estudios Legislativos.