MÉXICO NO PUEDE SER GOBERNADO CON OCURRENCIAS NI SIMULACIONES, LOS DIPUTADOS FEDERALES DEL PAN ESTAMOS EN CONTRA DE LA CANCELACIÓN DEL NAIM

Apoyamos los mecanismos de participación democrática, pero la consulta popular fue un ejercicio parcial, partidista e insuficiente.

La cancelación del NAIM tendrá costos económicos, sociales y políticos que los mexicanos no deberíamos enfrentar.

La cancelación del proyecto del NAIM representaría la pérdida de más de 120 mil millones de pesos, de los cuáles una tercera parte correspondería a penalizaciones por el incumplimiento de contratos.

Exigimos que se hagan públicos los estudios técnicos que avalan, supuestamente, la construcción de aeropuerto en Santa Lucia y que organismos internacionales como MITRE avalen su construcción.

Ciudad de México 31 de octubre de 2018. Nuestro país no puede ser gobernado con ocurrencias, ni simulaciones, mucho menos, deben violentarse las instituciones y poner en peligro ejercicios democráticos, señalaron los diputados federales del Partido Acción Nacional de Michoacán, Armando Tejeda Cid y Adolfo Torres Ramírez, tras el anuncio del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador de cancelar la construcción del Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en Texcoco.

Luego de cuestionar la implementación de la consulta popular, que solamente tomó en cuenta al uno por ciento del padrón electoral y no al 40 por ciento establecido en la Constitución, el diputado federal y Secretario de la Comisión de Presupuesto en el Congreso de la Unión, Armando Tejeda Cid, enumeró las consecuencias, que, en materia económica, tendrá la decisión para lo cual no se tomaron en cuenta los criterios técnicos, financieros y ambientales.

“Un gobierno que pregona la austeridad y que no ha informado sobre los 120 mil millones de pesos que se van a perder, de los cuales, una tercera parte correspondería a las sanciones por no cumplir los contratos. Cancelar el proyecto del Nuevo Aeropuerto representa pérdidas económicas que representan el 42 por ciento de la inversión total, además de las afectaciones en inversiones nacionales y extranjeras”, lamentó.

Por su parte, el diputado federal, Adolfo Torres Ramírez reprochó que el nuevo gobierno juegue con la gente y ponga en riesgo ejercicios democráticos, como la consulta popular, para legitimar decisiones que ya habían sido tomadas, por intereses que aún se desconocen, pero que representan un retroceso para el país.

“Fuimos testigos de un ejercicio populista, en el que se hizo cree a la gente que sería tomada en cuenta su decisión, la cual fue partidista, ilegal y parcial, donde se tomaron en cuenta municipios sin criterios transparentes. Solicitamos que se den a conocer los detalles de los contratos que forman parte de la construcción del nuevo aeropuerto, así como los procesos administrativos, porque desconocemos cuales son los intereses del nuevo gobierno de usar a la gente para lavarse las manos de cancelar un proyecto que tiene más consecuencias negativas que beneficios”, expresó.

Los diputados federales de Michoacán, reiteraron que el PAN será una oposición responsable, que tome decisiones en beneficio del país, ante lo que quedó claro, la irresponsabilidad con la que se gobernará México los próximos seis años.