Peribán, el más claro ejemplo de solidaridad: Silvano Aureoles

  • Entrega Gobernador enseres domésticos a 73 familias que resultaron damnificadas tras el desbordamiento del Río Cutio
  • Llama a todas las dependencias a no bajar la guardia y realizar todos los trabajos que estabilicen las necesidades de la gente

Peribán de Ramos, Michoacán, a 7 de octubre de 2018.- A 15 días de la tromba que azotó a Peribán, hoy el Auditorio Municipal que fungió como albergue para las y los damnificados, fue sede de la entrega de enseres domésticos para las 73 familias que sufrieron la pérdida de sus pertenencias.

El Gobernador Constitucional del estado, Silvano Aureoles entregó este domingo 130 camas, 130 colchones, 61 estufas, 55 refrigeradores, 95 roperos, 17 tinacos, 19 licuadoras, 12 planchas y 44 tazas de baño; instruyó además la coordinación estrecha para la entrega de viviendas a las familias que se quedaron sin hogar.

“El Gobernador acudió inmediatamente cuando ocurrió esta tragedia; a nombre de mis paisanos de Peribán quiero agradecerle que la ayuda haya llegado de manera inmediata y que el Gobierno de Estado ha estado al pendiente en todo momento”, expresó uno de los damnificados Isidro Barbosa.

Durante su estancia en Peribán, además de refrendar todo el apoyo cercano del Gobierno del Estado a las familias, el mandatario estatal detalló que hay tres ejes prioritarios para atender a la brevedad; el primero es encontrar de manera inmediata a las tres personas desaparecidas; iniciar los trabajos de vivienda para quienes perdieron su hogar y no queden desprotegidos.

También dijo que se hará una revisión a las viviendas averiadas, para que ninguna familia quede en zona de riesgo. “Pedirles a todos y todas que no bajemos la guardia y seguir haciendo los trabajos necesarios para estabilizar las necesidades de la gente, necesitamos seguirles dando todo el apoyo correspondiente”.

El titular del Ejecutivo Estatal nuevamente expresó sus condolencias a quienes perdieron a algún ser querido, al tiempo que agradeció todo el apoyo de brigadistas de diversas dependencias municipales, estatales y federales, así como la ayuda de la sociedad, que en todo momento se solidarizó con los y las peribanenses.