Senadora De la Sierra instaló el Frente Nacional contra la Violencia de Género

La violencia que enfrentan diariamente las mujeres, atenta contra sus derechos humanos, dijo.

La participación de las mujeres en la política ha encontrado una de sus principales fuentes de discriminación en los partidos políticos, afirmó la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, del Grupo Parlamentario del PT.

En la instalación del Frente Nacional contra la Violencia de Género, integrado por organizaciones de la sociedad civil y realizada en la antigua sede del Senado, subrayó la paridad que actualmente existe en el Congreso de la Unión.

Sin embargo, aún falta que las mujeres que integran ambas cámaras del Poder Legislativo tengan “poder y decisión”.

Comentó que aún persisten grandes retos, como la violencia de género, que es una gran violación a los derechos humanos y un problema que las mujeres enfrentan diariamente.

Lamentó que en los últimos 25 años se hayan cometido más de 35 mil feminicidios; “es increíble la incapacidad de respuesta de los estados, el actuar de las autoridades frente a estos delitos, y la normalización por parte de la sociedad”.

Prevenir, combatir y erradicar la violencia de género debe ser un objeto fundamental en todos los ámbitos sociales, y para enfrentarlo se tiene que atender su origen: la falta de principios que defina la igualdad de libertades y oportunidades para todos, explicó.