Vacunación, la mejor forma de prevenir la influenza estacional

La influenza es una enfermedad respiratoria aguda.

Durante la temporada invernal se deben vacunar de manera prioritaria niños de seis a 59 meses, mujeres embarazadas, personal de salud, adultos mayores y personas con enfermedades como cáncer, asma, EPOC, diabetes, VIH/Sida y obesidad, entre otras.

La vacuna es gratuita y puedes solicitarla en cualquier unidad médica o centro de salud.

Sí formas parte de los grupos de riesgos, te debes aplicar el biológico lo más pronto posible, así estarás protegido durante la época invernal.

La influenza es una enfermedad respiratoria aguda que afecta principalmente garganta, la nariz y bronquios. Se transmite a través de gotículas de saliva que una persona enferma expulsa al estornudar o al toser.

Sus principales síntomas son:

Fiebre mayor de 38º C

Dolor de garganta

Mucosidad nasal o nariz tapada

Dolores musculares, corporales y de cabeza

Fatiga (cansancio)

Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.