viernes, julio 19, 2024
Poder Judicial
HomeSin categoríaIMSS permitirá diferentes modalidades de pago para afiliar a las trabajadoras del...

IMSS permitirá diferentes modalidades de pago para afiliar a las trabajadoras del hogar

Las personas empleadoras podrán adelantar las cuotas de las empleadas del hogar hasta por un año y la afiliación comenzará desde que las contratan. Desde octubre, tienen la obligación legal de inscribirlas a la seguridad social. 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recibirá desde marzo pagos bimestrales, semestrales y anuales para la afiliación de las trabajadoras del hogar. Otro cambio importante es que el aseguramiento iniciará desde que comiencen a laborar, informó Norma Gabriela López Castañeda, directora de Incorporación y Recaudación del organismo.

Actualmente, las personas empleadoras sólo tienen la opción de pagar las cuotas de manera mensual y la protección del seguro se hace valido al mes posterior. Pero “los accidentes no tienen palabra de honor y pueden ocurrir desde que se da la contratación de la persona trabajadora del hogar”, señaló la funcionaria.

La afiliación de las trabajadoras del hogar es obligatoria para quienes las contratan. En octubre, el Poder Legislativo completó la reforma a la Ley del Seguro Social (LSS) para establecer esta responsabilidad para las personas empleadoras y las nuevas posibilidades para hacer el pago.

El Congreso le dio al IMSS 180 días de plazo, a partir de que entró en vigor el cambio, para que realice las adecuaciones en su sistema para implementar los cambios. Ese periodo de transición se cumple en abril, pero, según Norma Gabriela López, todo estará listo en marzo.

La directora de Incorporación y Recaudación del instituto dio a conocer esta información en el foro El convenio 189 de la OIT y la seguridad social: Retos y desafíos en el continente americano, organizado por la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS).

En el evento, Marcelina Bautista, fundadora y directora del Centro Nacional para la Capacitación Profesional y Liderazgo de las Empleadas del Hogar (Caceh), recordó que éste y otros avances fueron impulsados por las trabajadoras organizadas, con el apoyo de personas aliadas.

Pero no fue fácil, es una lucha que ha liderado desde hace casi 30 años. “Fuimos una organización desconocida por mucho tiempo, pero éramos fuertes y estábamos decididas a seguir con nuestra agenda de derechos”. En su camino, la dirigente ha formado y apoyado otros liderazgos.

“El trabajo en el hogar es una actividad desvalorizada por la sociedad, a veces hasta por nosotras mismas”, dijo Marcelina Bautista. “Pero, sobre todo, por las personas empleadoras, quienes dicen considerarnos parte de su familia, pero para anular nuestros derechos”.

También “hemos sido discriminadas desde el marco normativo al excluirnos y ponernos en un apartado especial y no gozar de los mismos derechos”, expuso. Pero eso ha comenzado a cambiar.

Los retos que todavía hay que superar

Norma Gabriela López también anunció que el IMSS trabaja en un mecanismo para flexibilizar el requisito de trabajar al menos 20 días para tener la protección durante todo el mes siguiente.

“A lo mejor hay personas trabajadoras del hogar que laboran menos días, pero su ingreso es mayor. Estamos buscando que haya una mayor cobertura, un acceso efectivo en periodos completos”, puntualizó.

La funcionara subrayó que el sistema de inscripción es muy sencillo y se puede realizar por Internet a través de la página del IMSS. Sin embargo, seguirán simplificándolo para que éste no sea un pretexto para evadir esta responsabilidad.

En abril de 2019, el IMSS inició un programa piloto de afiliación para las trabajadoras del hogar, en cumplimiento de una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Para noviembre de 2020, con más información, modificó la prueba y lanzó la segunda fase de dicho programa.

“Seguimos en fase piloto, prácticamente por el mes de marzo estaríamos liberando las modificaciones que quedaron aprobadas (por el Congreso), con las cuales se busca hacer aún más simple la afiliación”, señaló la directora de Incorporación y Recaudación del IMSS.

De las más de 2.2 millones de personas que se dedican de manera remunerada al trabajo en los hogares, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), apenas 54,421 han sido registradas en el Seguro Social.

Marcelina Bautista indicó que “estamos muy lejos de contar con un trabajo digno” para ese sector. Sólo el 2% cuenta con seguridad social, laboran “extensas jornadas y perciben bajos salarios”, entre otras condiciones indignas.

Si bien otro logro ha sido la ratificación del gobierno mexicano del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el trabajo del hogar, éste no se ha cumplido a cabalidad.

Pedro Américo Furtado de Oliveira, director de la Oficina de la OIT para México y Cuba, señaló tres retos que enfrenta México en relación al convenio. Primero, falta un mecanismo de inspección laboral que articule a las autoridades laborales federales y locales.

Otro desafío es “poder sensibilizar a las personas empleadoras y con eso, evitar esquemas coercitivos que puedan tener como resultado la pérdida de empleo” en esta actividad. En tercer lugar, “la creación de organizaciones de personas empleadoras del sector que permita el diálogo tripartito”.

Precisamente, una de las reformas que quedaron pendientes en la Ley Federal del Trabajo (LFT), cuando el Congreso le añadió un capítulo especial para personas trabajadoras del hogar, fue la de las inspecciones. Este punto frenó por unas semanas la aprobación, pues un grupo defendió la propiedad privada, pero no propuso una forma de verificar que en los hogares no violen los derechos de las empleadas.

EL ECONOMISTA

RELATED ARTICLES