jueves, abril 18, 2024
Poder Judicial
HomeEsMichoacan¿Por qué es necesario tener un Sistema Nacional de Cuidados?

¿Por qué es necesario tener un Sistema Nacional de Cuidados?

En México, hay 31.7 millones de personas cuidadoras de personas vulnerables (como niños, adolescentes, personas con discapacidad o adultos mayores), de las cuales tres de cada cuatro son mujeres, según la Encuesta Nacional para el Sistema de Cuidados (Enasic) del Inegi.

Un Sistema Nacional de Cuidados garantizado por el gobierno, la iniciativa privada, la comunidad y las familias es necesario pues en México las labores de cuidados las realizan principalmente las mujeres y sin ninguna remuneración, lo que impide que tengan las mismas oportunidades en el ámbito educativo, laboral, social y político.

En México, hay 31.7 millones de personas cuidadoras de personas vulnerables (como niños, adolescentes, personas con discapacidad o adultos mayores), de las cuales tres de cada cuatro son mujeres, según la Encuesta Nacional para el Sistema de Cuidados (Enasic) del Inegi.

Además, nueve de cada diez personas que abandonan el mercado laboral para dedicarse a labores de cuidado son mujeres, de acuerdo con la misma fuente.

“Su importancia reside en promover la libertad sustantiva de las personas, en específico de las mujeres, en el sentido de que tengan la facilidad y las oportunidades de elección para integrarse a distintas actividades en espacios educativos, laborales, sociales y políticos”, dijo Áxel González, coordinador de datos de la organización México ¿cómo vamos?.

Esta semana, la Cámara de Diputados aprobó una política nacional de cuidados y reconoció el derecho de las personas vulnerables a tener acceso a los cuidados, así como el derecho de las personas cuidadoras a que se reconozca su labor.

Sistema de cuidados en México, familiarizados y feminizados 

Alejandra Macías, directora ejecutiva del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), resaltó que en México los servicios de cuidados están familiarizados y feminizados, es decir, que recaen principalmente en las familias y en las mujeres, situación que se hizo más evidente con la pandemia de Covid-19.

Dijo que en teoría los cuidados deberían de estar a cargo de cuatro actores: la familia, el gobierno, la iniciativa privada y la comunidad.

“En nuestro país está concentrado en el hogar y los demás actores no tienen la responsabilidad. La idea del sistema de cuidados es que se involucren más el sector privado, el público y que se descargue a las mujeres el tiempo que dedican a los cuidados”, aseguró.

Dijo que si las mujeres dedican menos tiempos a los cuidados con un sistema nacional como el que se pretende crear, podrán incorporarse al mercado laboral y trabajar de manera remunerada, “porque el problema es que no se reconoce toda esa labor que se hace intrahogar”.

Además, dijo que por el envejecimiento de la población y la demografía del país (con los edictos teniendo cada vez menos hijos), el problema es que cada vez habrá más adultos mayores sin hijos que los cuiden, lo que aumenta la urgencia de un sistema nacional de cuidados.

Fernanda García, directora de sociedades incluyentes del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), coincidió en que actualmente el sistema de cuidados mexicano está a cargo principalmente de las familias, principalmente de las madres.

Por ello, resaltó que lo que busca con el sistema nacional de cuidados que se pretende crear es transicionar de que cuiden principalmente las familias sin remuneración, a que las empresas, la sociedad y el gobierno hagan más en esta materia.

“Uruguay fue el primer país en América Latina en implementar este sistema de cuidados en 2015 y es una tendencia que está teniendo la región, con países como Argentina, Chile y Colombia que están haciendo también estos esfuerzos”, dijo la especialista del Imco.

EL ECONOMISTA

RELATED ARTICLES