Mediante un posicionamiento en la tribuna legislativa, cuestionó las restricciones presupuestales que aplica la SHCP

El Gobierno Federal que se manifiesta contra el sistema neoliberal, está aplicando a raja tabla y sin diagnóstico previo políticas iguales a las de los gobiernos neoliberales, subrayó el diputado Antonio Soto Sánchez, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

Desde la Máxima Tribuna del Estado, al emitir un posicionamiento sobre la restricción presupuestal que hace la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a diversas entidades de la administración pública federal, condenó la gravedad de los problemas que dicha medida ha generado.

“Hoy se nos dice que son medidas aplicadas para el combate a la corrupción, esto en esencia representa exactamente lo mismo: la receta neoliberal de disminuir el gasto público en rubros tan importantes como la salud y la educación”, subrayó.

El también dirigente estatal del PRD refirió que existe el temor de que los recursos hoy recortados pasen a formar parte de una gran licuadora en donde se hagan grandes boquetes financieros en áreas indispensables de la administración pública para solventar las obras que son prioritarias para el actual Gobierno Federal y los apoyos en efectivo a beneficiarios de los nuevos programas sociales.

“Hay también el temor que dichos programas generen una clientela política y una nación de menesterosos en espera de la caridad pública, y no una de individuos sujetos de derechos sustentados en instituciones sólidas que elaboren políticas públicas legalmente impecables, socialmente aceptables, técnicamente sustentadas y financieramente viables”.

Recalcó que la Sociedad Mexicana ha vivido durante los últimos meses problemas graves como: el aumento de los incendios forestales, la falta de libros de texto gratuitos, desabasto de medicamentos en el sector salud, falta de pago a médicos residentes, cancelación de atención médica de enfermos que eran protegidos por Seguro Popular y despidos masivos de trabajadores en varias áreas de la administración pública federal.

Detalló que las cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, al término del primer trimestre del presente año nos indican claramente que 39 de 43 instituciones federales han sub-ejercido recursos que afectan a 584 de los 2155 programas y acciones contenidos en el presupuesto de egresos de la federación; de ellos 28 no recibieron un solo peso.

“Mención especial merecen los subejercicios en el sector salud, por ser estos indispensables para la inclusión social. De acuerdo al informe trimestral de la SHCP en el sector de la salud entre enero y marzo se retuvieron 30,804 millones de pesos”.

“Los recursos se han orientado a cumplir promesas de la actual administración, como son la construcción del Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, la construcción del aeropuerto de Santa lucía, los apoyos en efectivo para algunos grupos vulnerables como los discapacitados, los jóvenes construyendo el Futuro y Adultos Mayores, pero en detrimento de otros programas de las mismas dependencias como sucede con el programa de los Pueblos Mágicos y las Zonas Económicas Especiales”.