Zitácuaro, Mich., a 14 de junio de 2019.- Con la participación de alumnos de diversas instituciones educativas, asociaciones civiles, ciudadanía en general y servidores públicos, se llevó a cabo la primera jornada de reforestación masiva dentro de la campaña “Yo Planto Vida”, impulsada por el gobierno municipal de Zitácuaro en el cerro Melgo, de la tenencia de Chichimequillas de Escobedo.

Esta actividad fue encabezada por el presidente municipal, Hugo Alberto Hernández Suárez, quien fue acompañado por Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (SEMACCDET), y la jefa regional del gobierno estatal, Jeovana Alcántar Baca, representante del Secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello.

Por este motivo, celebró la coordinación de esfuerzos que se están realizando para reforestar diversas zonas del municipio. Destacó que de las 25 mil hectáreas de bosque con las que cuenta el municipio, se han perdido 4500 en los últimos 15 años. Por ello, la meta es rescatar 500 hectáreas anualmente.

De esta manera pidió continuar uniendo esfuerzos entre gobierno y sociedad civil para caminar en pro del medio ambiente. Asimismo, hizo un llamado a cambiar hábitos, pues indicó que muchas de las comodidades que hoy tenemos son a costa de sacrificar recursos naturales. “Sumemos a los cambios y a vivir mejor”, concluyó Hugo Alberto Hernández.

Por su parte, Jeovana Alcántar, que es fundamental generar un compromiso real con el medio ambiente e inculcar el hábito a los niños de cuidar y proteger el entorno natural.

Finalmente, el titular de SEMACCDET, Ricardo Luna, expresó que Zitácuaro ha tenido un compromiso permanente que hizo patente el alcalde con licencia, Carlos Herrera, y ahora se continuará brindando todo el apoyo para seguir recuperando tierras que han sido afectadas por cambio de uso de suelo. Reconoció que desde Zitácuaro se está enviado un gran mensaje de compromiso con el medio ambiente.

Cabe destacar que en esta primera jornada se plantaron 5000 árboles, que son productos de la donación de 100 mil árboles que recibió el gobierno municipal por parte de Grupo México y 50 mil de WWF.