El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la conmemoración del 157 Aniversario de la Batalla de Puebla en Piedras Negras, Coahuila.

Explicó que la decisión de recordar esta fecha histórica en el estado natal del general Ignacio Zaragoza responde al respeto del proceso electoral en esa entidad.

“Nunca más debe el presidente y el gobierno inmiscuirse en las elecciones en municipios, estados y en las elecciones federales. Tiene que haber una auténtica, una verdadera democracia en nuestro país”, subrayó.

El mandatario resaltó que Coahuila ha sido escenario de suscesos de las tres grandes transformaciones del país y que “el norte, a diferencia de lo que suele pensarse, siempre ha sido liberal, progresista, nacionalista”.

Sostuvo que recordar la gesta heróica del 5 de mayo de 1862 reafirma la vocación soberana de los mexicanos porque el país se ha mantenido, pese a las dificultades, como una nación libre e independiente.

“Nos invadieron porque querían quedarse con nuestro territorio, tenían la intención de nuevamente volvernos colonia, querían conquistarnos otra vez. Inventaron que había una deuda enorme y sí existían deudas con particulares conservadores, no con el gobierno”, detalló.

Reconocio el sentido nacionalista de Ignacio Zaragoza, militar destacado y comandante del Ejército de Oriente, responsable de la operación de defensa de Puebla y quien fuera originario de Coahuila cuando Texas todavía pertenecía a nuestro país.

El presidente destacó la resistencia, perserverancia y firmeza de Benito Juárez al no aceptar la imposición del mandato extranjero en el país.

Después de las tres transformaciones, Independencia, Reforma y Revolución, el presidente afirmó que ya comenzó la Cuarta Transformación de la vida pública de México, desde abajo, de manera pacífica y sin violencia.

“Significa acabar con la corrupción, la impunidad y los privilegios. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre”, expresó.

Detalló algunas de las acciones que se realizan en el Gobierno de México en beneficio de los sectores menos favorecidos de la población y se comprometió a resolver los problemas en educación y salud con la cancelación de la reforma educativa y la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, respectivamente.

Reafirmó que se debe cumplir con la ley al aplicar las medidas contempladas dentro del programa Zona Libre de la Frontera Norte, principalmente el aumento del doble de salario mínimo a los trabajadores de empresas manufactureras.

Reiteró que la frontera norte es una importante cortina de desarrollo que frenará la migración.

El presidente agradeció el apoyo y la lealtad de las Fuerzas Armadas de México; “no nos cansaremos de expresar que el Ejército es pueblo uniformado, nunca ha dado un golpe de Estado desde su surgimiento. Nunca han desobedecido a la autoridad civil, son profesionales y honestos. No hay elementos que pertenezcan a la mafia del poder”.