A dejar de improvisar y garantizar crecimiento económico de nuestro país demanda al Gobierno Federal

“Ante las pocas expectativas de crecimiento económico en el país, no debe existir margen para la improvisación y la ocurrencia, por lo que es necesario que el Gobierno Federal asuma con plena seriedad el impulso de acciones integrales que detonen desarrollo y urge que se dejen de tomar determinaciones erróneas como se ha hecho”, subrayó el diputado local Antonio Soto Sánchez, tras referir que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador les está fallando a las y los mexicanos, luego de que las estadísticas y los hechos reflejan un política económica fallida.

Luego de que se diera a conocer que el crecimiento de la economía mexicana, en el segundo trimestre del año, fue del 0.1 por ciento, señaló que se evidenció una vez más, la falta de visión del Gobierno Federal para concretar acciones que generen estabilidad y desarrollo.

Calificó como alarmante que los analistas consultados por Citibanamex recortaran los pronósticos de crecimiento de la economía mexicana para el presente año será de un 0.6 por ciento en promedio, por debajo del 0.9 por ciento anterior.

Cabe señalar que, de acuerdo con la Encuesta de Expectativas realizada por la Dirección de Estudios Económicos de Citibanamex, la proyección mediana para 2020, del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), es de 1.4 por ciento, menor al 1.5 por ciento previo.

Por lo que, hizo un llamado enérgico al Gobierno Federal para impulsar acciones contundentes que reviertan las pocas expectativas de crecimiento a la baja y cumpla a las y los mexicanos, ante quienes se comprometió a generar desarrollo.

“Las malas políticas públicas que impulsa este Gobierno Federal se reflejan en la pobreza, la cual cayó en términos porcentuales; sin embargo, el número de pobres incrementó y queda claro que no se han logrado los objetivos ni cumplido las promesas de campaña, lo cual se refleja también con los pocos empleos que se han generado en lo que va de esta administración”, manifestó Soto Sánchez.

Lo anterior, dijo, que deriva que la economía de México sólo creciera un 0.1 por ciento en el segundo trimestre del año, ya que el Gobierno Federal se ha enfocado más en impulsar una política asistencialista y clientelar, la cual no resuelve de fondo ni la marginación, ni la pobreza y menos genera desarrollo económico en el país.

Otro reflejo de las malas políticas económicas que se impulsan desde la Federación, subrayó el diputado, es el poco apoyo que se brinda a las entidades de la República, ya que no se destinan los recursos económicos para su desarrollo y crecimiento, lo cual afecta a una nación.

“Claro ejemplo, de que la Federación ha renunciado a la posibilidad de detonar el desarrollo de nuestro país, se muestra al cancelar incluso proyectos estratégicos, como las Zonas Económicas Especiales, pese a que las mismas eran clave en la generación de empleos y derrama económica”, enfatizó.

Antonio Soto calificó como preocupante las cifras dadas a conocer sobre el crecimiento económico y las advertencias desoladoras de especialistas y dejó claro que la Administración Federal no debe partir de la improvisación y menos jugar a ser gobierno, por lo que está en riesgo la estabilidad de nuestro país.

“La estabilidad de este país es responsabilidad del Estado Mexicano, ante lo que el Gobierno Federal debe de dejar de improvisar y tomar las riendas para revertir la política económica fallida que apuesta a la dádiva en lugar de al desarrollo”, finalizó.