Cuida tus riñones de las enfermedades renales crónicas

El control de presión arterial y colesterol alto puede evitar la hemodiálisis y el trasplante de riñón

Se recomienda un examen general de orina y química sanguínea a partir de los 40 años para saber el estado de los riñones.

Para mantener sanos los riñones, los especialistas en nefrología del Sector Salud recomiendan que hombres y mujeres se realicen un examen general de orina y una prueba de química sanguínea a partir de los 40 años.

A través de dichas pruebas de laboratorio, se puede detectar exceso de proteína o glóbulos rojos en la orina, por lo que se debe iniciar un protocolo de estudios para identificar el estado de los riñones.

La salud renal es fundamental, ya que los riñones filtran los desechos y el exceso de líquidos en la sangre, pero cuando se presenta insuficiencia renal, los niveles de retención de líquidos, electrolitos y los desechos se acumulan en el cuerpo causando exceso de urea -compuesto químico cristalino e incoloro que se encuentra abundantemente en la orina y en la materia fecal- en la sangre.

El control oportuno de presión arterial y colesterol alto puede evitar la hemodiálisis y luego el trasplante de riñón; también evitar malos hábitos como el sedentarismo y tabaquismo contribuye a que los pacientes con daño renal no presenten síntomas como náuseas, vómitos, pérdida de apetito, fatiga y debilidad, problemas de sueño, cambios en la producción de orina, disminución de la agudeza mental, espasmos musculares, calambres, hinchazón de pies y tobillos.

En el marco del Día Mundial del Riñón, que se celebra este 14 de marzo, La Secretaria de Salud recomienda que los pacientes con daño renal mantengan un tratamiento adecuado para reducir las complicaciones y la progresión de la enfermedad.