Exhorta a no bajar la guardia

Convoca a la federación a respaldar al estado

Tras conocer las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de Política de Desarrollo Social (Coneval), sobre que Michoacán disminuyó la pobreza al pasar del 55.5 por ciento a un 46 por ciento, la diputada Lucila Martínez Manríquez reconoció el trabajo y la atención eficaz que ha emprendido la administración estatal para disminuirla y exhortó a la federación a emprender trabajo coordinado con los estados del país, priorizando el combate de la pobreza.

Si bien Michoacán ha logrado salir adelante, a pesar de los pocos recursos económicos que se le brindan al estado, consideró que es necesario el respaldo de la federación en todos los rubros, ya que es con la suma de esfuerzos como se logrará erradicar la pobreza, el cual es uno de los grandes pendientes en nuestro país.

El combate a la pobreza, -recalcó- debe ser una prioridad en la agenda pública nacional, con lo que se logrará generar un mejor presente para millones de mexicanos que viven en pobreza extrema y demandan la atención eficaz.

Destacó el hecho de que Michoacán se lograra disminuir la pobreza de un 55.5 por ciento a un 46 por ciento, por lo que señaló que es necesario redoblar esfuerzos para erradicarla. Así también resaltó que en caso de población en situación de pobreza extrema también las cifras redujeron al pasar del 15.4 por ciento al 6.1 por ciento, y el incremento en el número de población no pobre y no vulnerable al pasar del 10.6 por ciento al 14.3 por ciento.

“Estas cifras demuestran que en Michoacán se están haciendo bien las cosas, por lo que se deben continuar fortaleciendo todos los rubros que incidan en generar bienestar en la población, en especial en quienes están en condiciones de pobreza”.

Por lo anterior, Lucila Martínez reconoció las acciones que en Michoacán a lo largo de la administración estatal se han impulsado para generar estabilidad, crecimiento y para la generación de empleos, combatiendo la pobreza y sus causas.

La pobreza, sus causas y consecuencias, no pueden circunscribirse sólo a un tema de recursos económico, sino también debe de reflejarse en las políticas públicas que promueva el Estado Mexicano, que incida directamente en su combate.

Finalmente se pronunció porque en el país se impulse una política pública efectiva que genere fuentes de empleo que potencien las capacidades, y se dejen del lado las acciones que buscan sólo mantener simpatías y no resolver de fondo los problemas que nos aquejan como nación.