Los efectos de sus políticas públicas no han transformado en lo mínimo la realidad nacional

Un informe autocomplaciente y carente de autocrítica fue el presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador este primero de septiembre, en donde las acciones realizadas distan mucho de la posibilidad de transformación que tanto se ha prometido a los mexicanos, subrayaron los integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

“El presidente de la República insiste en hablar hacia el futuro como si aún estuviera en campaña, y los efectos de sus políticas públicas no han transformado en lo mínimo la realidad nacional, por el contrario, han generado continuos colapsos sociales, desaceleración económica, confrontación social, incremento en los índices de inseguridad, restricciones y castigos para las entidades federativas, persecución y condena hacia quienes piensan diferente a él, entre otras muchas”.

En materia de seguridad, los diputados Araceli Saucedo Reyes, Norberto Antonio Martínez Soto, Octavio Ocampo Córdova y Antonio Soto Sánchez apuntaron que el presidente presume el despliegue de 58 mil 600 elementos de la Guardia Nacional en todo el territorio, pero omite señalar que ésta no ha tenido un reflejo efectivo en la realidad, en donde lejos de disminuir, los índices delictivos se han disparado.

Recordaron que durante el primer semestre de este 2019, los índices por el delito de extorsión subieron en un 39%, por narcomenudeo un 17%, por violaciones 12%, por robo a negocio 11%, feminicidio 9%, violencia familiar 6%, homicidio y lesiones (4%), y secuestro 2%, conforme a los datos de Semáforo Delictivo.

“López Obrador presume como estrategia de combate al crimen la creación de empleos, buenos salarios, bienestar y que se garantice a los jóvenes el derecho a la educación y al trabajo, sin embargo, sus datos y dichos no tienen reflejo en la vida nacional”.

En el caso del empleo, los legisladores refirieron que hasta julio pasado los datos del IMSS revelaban una caída del 69% en los empleos formales en nuestro país, persistiendo durante todo este año una tendencia negativa.

“Los programas de becas han demostrado continuas inconsistencias, otorgándose de manera seleccionada para la generación de huestes electoralmente rentables para el partido en el poder; pero también con una desaseada organización operativa que a lo largo del año, han propiciado diversas suspensiones en los pagos”.

Los legisladores perredistas cuestionaron que quien presume de una cuarta transformación en el país, opte por protocolos y reglas iguales para informar a la sociedad, que aquellos que tanto cuestionó cuando estaba en búsqueda de arribar al poder.

Exigieron al mandatario resultados reales, hablar con la verdad y parar con la política de castigo que desde el Gobierno Federal se ha venido instrumentando hacia las entidades federativas, así como tener presente que México es el país de todos los mexicanos y no una membresía que se pueda manejar a capricho y visión de quien detenta la titularidad del Ejecutivo Federal.

Demandaron al Gobierno Federal a cumplir al pueblo de México y a Michoacán, entidad a la que le ha prometido varios apoyos pero siguen sin concretarse, claro ejemplo el tema de la federalización de la nómina, aunado a la determinación de cancelar la operación de las Zonas Económicas lo cual afecta al estado, al dejar en incertidumbre los trabajos que se realizaban en el puerto de Lázaro Cárdenas.