El dictamen que amplía los delitos por los que el mandatario podrá ser juzgado pasó a los Congresos locales; el documento que elimina el de los legisladores federales pasó a la Cámara de Diputados

La tercera fue la vencida: el Senado de la República aprobó este jueves la ampliación del catálogo de delitos por los que se puede juzgar al presidente de México, en lo que Morena, el partido del actual mandatario Andrés Manuel López Obradorllamó la “eliminación del fuero presidencial”.

Con 89 votos a favor, el Pleno aprobó las reformas constitucionales en materia del fuero presidencial para cambiar los artículos 108 y 111 constitucionales con el apoyo no sólo de Morena, el partido de la mayoría en el Congreso, sino con una parte de la oposición. En contra, votaron 23 senadores.

A cambio, los opositores obtuvieron en la negociación que también se eliminen ciertas protecciones legales a diputados y senadores, en una votación posterior, donde el Pleno la aprobó con 102 votos a favor y 1 en contra.

Ahora, el documento sobre el fuero presidencial, que ya aprobado previamente por la Cámara de Diputados, pasó a los Congresos locales: al menos 16 de las 32 entidades deberán aprobarlo para que puedan confirmarse los cambios en la Constitución mexicana.

Por su parte, la iniciativa paralela para eliminar el “fuero legislativo” fue turnada a la Cámara de Diputados, donde tendrá que discutirse y en su caso aprobarse. Si se modifica en San Lázaro, volverá al Senado y después irá a los Congresos locales.

Sin embargo, y a pesar de que el oficialismo festejó que se eliminaba el fuero presidencial y el legislativo, en realidad lo que consiguieron fue ampliar el catálogo de delitos por los que puede ser juzgado el presidente mexicano, así como diputados y senadores.

Se trata de los siguientes: traición a la patria, corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano. Para proceder penalmente, sólo se podrá hacer ante el Senado en el caso del presidente.

“Es un evento histórico en el Senado. Por primera vez en la historia, hemos legislado para eliminar el fuero constitucional del presidente de la República, una iniciativa presentada por el propio Ejecutivo (López Obrador)”, aseguró Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.Pero, además, los legisladores también eliminarán su fuero. No hay duda: este es otro país. A enterrar la impunidad y a enterrar la corrupción

La senadora Geovanna Bañuelos, del PT (Partido del Trabajo), aliado de Morena, expresó que la reforma “es un avance mayúsculo para combatir la arbitrariedad, corrupción, despotismo y cultura de la ilegalidad”. Además, se dirigió a aquellos que calificaban la iniciativa como una “simulación”.

“Les recordamos, que durante el largo periodo que estuvieron en el poder, nunca se atrevieron siquiera a esbozar la más mínima modificación, con lo cual se perpetuó la impunidad. En el antiguo régimen estuvo investido por el saqueo, la corrupción y la opacidad bajo la tutela y confabulación del Jefe del Estado mexicano”, añadió.

Pero el senador del opositor PAN (Partido Acción Nacional) Erandi Bermúdez, pidió pruebas de que el presidente perdía su inmunidad. “Debemos derogar el artículo para que no exista el fuero, pero venimos a escuchar mentira de que se elimina, pero todos sabemos que no es así”, indicó.

“Vengo a escuchar que dicen que se quita el privilegio: no se quita. Lo único que hacen es aumentar el catálogo de delitos juzgado por el Senado. ¿El ciudadano común y corriente pasa al Senado para ser juzgado? Díganle que no es cierto. No vengamos a simular”, aseveró.

El senador Julen Rementería del Puerto, también del PAN, se pronunció por eliminar el fuero a senadores y diputados, con la finalidad de no darle al titular del Ejecutivo Federal esa narrativa donde el Presidente diga “solamente yo me puedo sacrificar y ahora les pido a los legisladores que también lo hagan”.

Con la ampliación de delitos por los que se puede juzgar al presidente mexicano finalizó la primera sesión del Pleno del Senado este jueves. A continuación, comenzó otra para debatir y eventualmente aprobar la “eliminación del fuero legislativo”. Esto, debido a que no se pueden realizar dos reformas constitucionales en la misma reunión.

INFOBAE