El Gobernador Silvano Aureoles, en conjunto con IVEM y Conavi, hacen entrega oficial de las llaves de su nuevo hogar a beneficiarios de 14 comunidades

Tzitzio, Michoacán, a 16 de marzo de 2019.- “Es algo que nunca dejé de soñar; es lo que más se anhela en la vida: tener algo que dejarles a mis hijos, un hogar”, externó Benito Cázares Zetina, emocionado al recibir del Gobernador Silvano Aureoles las llaves de su nueva casa.

Con otras 57 personas de Tzitzio, que por años buscaron la manera de tener un patrimonio propio, hoy Benito materializó su sueño gracias al esfuerzo conjunto del Gobierno del Estado, el Gobierno Federal y los propios beneficiarios para reunir los 9 millones 11 mil pesos invertidos para construir o dignificar su vivienda.

“No hay nada más importante, más deseado, que tener casa propia. Por mi historia, conozco la situación, deseo y aspiración de las familias de tener una vivienda”, dijo el mandatario Silvano Aureoles ante quienes se dieron cita en la cabecera municipal de Tzitzio, para recibir de manera oficial las llaves de su nuevo hogar.

Este sábado, el Gobernador se trasladó a Tzitzio, uno de los municipios del estado con mayor rezago a pesar de estar a sólo una hora de la capital michoacana, para entregar estos apoyos.

“Es en el hogar donde se fomentan los valores que tanta falta hacen en estos tiempos, sobre todo el respeto a los demás y el respeto a la vida, por eso la importancia de estos programas que no quedan en la entrega de una vivienda, sino que fomentan la unión familiar”, sostuvo.