Una toma clandestina de combustible en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) estalló en el límite de los municipios de Tlahuelilpan y Tlaxcoapan, en el estado de Hidalgo. Reportes preliminares señalan al menos 20 muertos y 61 heridos.

Los primeros reportes señalan que al momento de la fuga, aproximadamente a las 17:00 horas, acudieron decenas de personas con bidones para llenarlos con la gasolina que salía de la toma clandestina, donde dos horas después se produjo un flamazo. En la zona están cuerpos de seguridad de seis municipios.

Elementos del Ejército se encuentran en el lugar. Pemex hizo un llamado a la ciudadanía a seguir instrucciones de las autoridades que laboran en Tlahuelilpan.

Fuente: infobae.com