• Morena evidencia una doble moral, y mide con varas diferentes la ministración de los recursos públicos

Resulta fácil exigir recursos, pero no concretar los que se comprometen y mantienen colapsado al estado, apuntaron los diputados integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

Frente a las acusaciones realizadas por Morena acerca de que el Gobierno del Estado escatima los recursos a los ayuntamientos que no tienen autoridades emanadas del PRD en Michoacán, los legisladores acusaron mezquindad y dolo, ya que las autoridades michoacanas han realizado un trabajo permanente para que la federación libere los recursos comprometidos a Michoacán, sin que hasta el momento las promesas se concreten en lo real.

Los legisladores perredistas Araceli Saucedo Reyes, Norberto Antonio Martínez Soto, Antonio Soto Sánchez y Octavio Ocampo Córdova puntualizaron que Morena evidencia una doble moral, y mide con varas diferentes la ministración de recursos, ya que por un lado acusa recorte a municipios, pero por otro le ha venido cerrando la llave desde la Federación al Estado, por tener un Gobierno Estatal que emana de filas partidistas diferentes al presidente de la República.

Recordaron que para este año el Gobierno Federal recortó todo el presupuesto para Michoacán de 33 programas federales, incluyendo rubros como campo, salud, educación, comunicaciones y transportes, mujeres, cultura, ciencia y la tecnología, migrantes y medio ambiente.

Así mismo refirieron que más de una centena de programas federales vieron recortar parcialmente los recursos que se destinaban a Michoacán, lo que ha colapsado al Estado en las acciones de atención a diferentes sectores.

El ejemplo más claro del doble discurso de Morena de acuerdo con los legisladores del PRD, se evidencia con el caso de la federalización de la nómina educativa en donde la Federación aplica la lógica del cuento de Pedro y el Lobo, diciendo que ahora sí se va a concretar, pero nunca sucede.

Subrayaron que la voluntad de Michoacán por un tránsito adecuado y ágil a la federalización de la nómina, queda fuera de toda duda, realizando los trabajos de revisión correspondiente y proporcionando la información necesaria al Gobierno Federal, el cual, hasta el momento sólo tiene discurso pero no acciones reales y concretas.