Palacio legislativo, Ciudad de México.– Durante la sesión del día de hoy en el pleno de la Cámara de Diputados, que fue la conclusión de la iniciada el día de ayer, las y los legisladores aprobaron con 242 votos a favor, 7 en contra y 5 abstenciones, el dictamen por el que se adiciona un párrafo segundo al artículo 77 Bis 17 y se modifica el párrafo segundo del artículo 77 Bis 29 de la Ley General de Salud.

Dichas modificación, comentó la legisladora federal, no laceran los recursos destinados a la salud en el país, por el contrario su aprobación tiene como objetivo establecer un límite a la capacidad del Fondo de Salud para el Bienestar de acumular recursos que le son transferidos por vía presupuestal pero que no son erogados; es decir ganará un tope para la acumulación de recurso económico que no se ejecuten, sin embargo esa cifra restada será dispuesta por el gobierno federal para fortalecer programas de salud.

Con lo anterior la congresista michoacana desmiente la postura de la oposición que aseguraba que se iba a dejar sin recurso al sector salud, por el contrario Bernal Martínez mencionó que no suprime el fondo para el bienestar actual. Esta se preserva en los términos actuales, no se plantea reducir los recursos presupuestales anuales y que no se elimina ni se restringen los tres destinos actuales del fondo.

Este fondo, al 4to. Trimestre de este año 2020 tiene 111 mil 326 millones 88 mil 266.21 pesos, de los que se plantea tomar tan solo 33 mil millones para la compra de la vacuna contra el COVID19, aseguró la parlamentaria petista, además añadió que nada afecta los gastos en salud pues tan sólo este año fiscal se utilizaron para la atención de enfermedades catastróficas tan solo 11 mil millones, comentó.

Por lo tanto la reforma aprobada este día garantizará que el Gobierno de México pueda adquirir la vacuna contra el SARs CoV-2, sin dañar los hospitales rurales, la distribución del medicamento y la infraestructura de los centros de salud.