HomeEsMichoacanIngresan a evaluación tramos 6 y 7 del Tren Maya, los más...

Ingresan a evaluación tramos 6 y 7 del Tren Maya, los más caros del proyecto

El costo previsto para estos dos tramos representa el 74.2% de lo que hasta el momento se ha invertido en el proyecto.

Cancún, QRoo.- El Fondo Nacional de Fomento al Turismo calcula que los tramos 6 y 7 del Tren Maya tendrán un costo previsto de 124,286 millones de pesos de manera conjunta.

Así lo establecen las respectivas manifestaciones de impacto ambiental (MIA) de ambos proyectos que ya fueron ingresadas a evaluación ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El tramo 6 tendrá una inversión de 70,173 millones de pesos, mientras que para el tramo 7 la cifra es 54,093 millones.

Al cierre de junio, el costo reportado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de todo el proyecto asciende a 167,341 millones de pesos. Es decir, el costo previsto para estos dos tramos representa el 74.2% de lo que hasta el momento se ha invertido en el proyecto.

Además, se trata de los dos tramos con los costos más elevados de los siete que conforman los 1,500 kilómetros de todo el proyecto, pues el contrato de obra para el tramo 1 se firmó por un monto de 15,538 millones de pesos; el tramo 2, por 18,532 millones; el 3, por 10,192 millones, y el 4 por, 29,985 millones.

Aunado a ello, el tramo 5 sur se había asignado a Grupo México por un monto de 17,815 millones de pesos, pero hace aproximadamente dos semanas, se dio por terminado ese contrato para ser retomado por la Sedena; por otra parte para el tramo 5 norte la inversión prevista es de 28,101 millones de pesos, según consta en la MIA de dicho tramo.

Derechos de vía y zona a impactar

En cuanto otras especificaciones, los documentos ingresados a Semarnat establecen que el tramo 6 tiene una longitud de 250.8 kilómetros entre las ciudades de Tulum y Chetumal, lo cual implica que la superficie de afectación de selva por derecho de vía y obras será 1,582.13 hectáreas, de las cuales 1,459.05 son consideradas como terrenos forestales para cambio de uso de suelo (CUSTF), es decir, 92.22% respecto del total del proyecto.

Tendrá una doble vía, apta para tráfico mixto (pasajeros y carga), con velocidades de proyecto máxima de 160 km/h para trenes de viajeros y mínima de 85 km/h para los trenes de mercancías.

Los principales componentes considerados en el proyecto que evaluará Semarnat son: locomotora de biodiesel híbrida acorde con la norma ambiental de California, tren Diesel–eléctrico; tres estaciones: Felipe Carrillo Puerto, Bacalar y Chetumal; paraderos: Tulum y Limones; cinco laderos; base de mantenimiento en Felipe Carrillo Puerto y cocheras en Tulum; talleres y cocheras en Chetumal, 56 pasos vehiculares, pasos de fauna y obras de drenaje.

Por otra parte, el tramo 7 tendrá 255.3 kilómetros de longitud entre Bacalar, Quintana Roo y Escárcega, Campeche, con la continuidad de la doble vía para tráfico mixto de carga que tiene el tramo 6.

Se prevén además 4 estaciones: en Nicolás Bravo, Xpujil, Conhuas y Centenario, además tendrá obras complementarias como una base de mantenimiento en Xpujil, pasos vehiculares, pasos de fauna, obras de drenaje, entre otros.

“La superficie del proyecto que es considerada como área de afectación corresponde a 1,163.65 hectáreas”, se lee en la MIA.

EL ECONOMISTA

RELATED ARTICLES