Jueza dictaminó suicidio en el caso de Beatriz Hernández, médico detenida en Hidalgo

Pese a ello, los sietes policías de Progreso de Obregón, quedaron vinculados a proceso, por lo que seguirán detenidos por el momento.

Durante la audiencia que se prolongó más de 14 horas en los Juzgados penales del distrito de Mixquiahuala, Hidalgo, la jueza de control Rosa María López Aguilar dictaminó que la causa del fallecimiento de la doctora Beatriz Hernández Ruiz, quien estaba bajo custodia policial del municipio de Progreso de Obregón, fue un suicidio y no feminicidio.

Un perito mostró videos del circuito cerrado, en el cual se ve a la médico de 29 años, en estado de crisis, se colocó una tela blanca alrededor de su cuello, de 37 por 40 centímetros, trepó por los barandales de la galera y quedó suspendida.

Al afirmar que los sietes policías de Progreso de Obregón detenidos fueron omisos para preservar la vida e integridad de la joven de 29 años mientras estaba bajo custodia municipal, la juez decidió vincularlos a Proceso.

El experto en medicina forense, Esteban M.V., con base al dictamen médico hecho en la galera, señaló que la doctora presentaba un estado de alcoholemia y tras el accidente tenía lesiones, además de que la barandilla no era un lugar adecuado para su revisión y la causa de su muerte, tras la necropsia, fue asfixia mecánica por suspensión incompleta.

El padre de Beatriz había estado con ella 15 minutos antes y ella le refirió que quería que la sacara de ahí ya que presuntamente la habían golpeado.

El hombre salió y tras pasar 15 minutos comenzó a ver movimiento por lo que regresó y la observo en el piso mientras intentaron practicarle maniobras de resucitación.

Beatriz Hernández Ruiz era una joven de 29 años egresada del Instituto Politécnico Nacional (IPN). 

Algunos de los primeros datos que se tuvieron respecto a quién era la afectada, surgieron en redes sociales, luego de que un hombre realizó una publicación en Facebook después de encontrar las identificaciones de la joven y emitió el reporte de que había sufrido un accidente. Ante esto, se presume que Beatriz llegó a residir en algún momento de su vida en la Ciudad de México.

Asimismo, algunos familiares y amigos de la mujer señalaron que Beatriz era alguien que destacaba y tenía muchas aspiraciones, además de que le gustaba mucho el trabajo que realizaba.El municipio argumentó que la detención se realizó de manera ilegal (Foto: tomada de Facebook "Gobierno Municipal de Progreso de Obregón, Hidalgo 2020-2024").El municipio argumentó que la detención se realizó de manera ilegal (Foto: tomada de Facebook “Gobierno Municipal de Progreso de Obregón, Hidalgo 2020-2024”).

“Beatriz tenía muchos deseos de tener éxito en la vida, de seguir salvando vidas. Era una niña muy apegada a los estudios, con buenas calificaciones y siempre con el deseo de salir adelante. Era trabajadora, responsable, libre, honesta y muy entregada a su trabajo. A las personas que no tenían recursos económicos les conseguía incluso el medicamento”.

Asimismo, el hermano de Betty recalcó desde sus redes sociales que era muy ocurrente y también sonreía mucho. Además de que tenía siempre un gran ímpetu de salir adelante.

Me quedo con tu sonrisa tus locuras y ocurrencias que siempre tenías, tus ganas de siempre salir adelante y cumplir tus metas. Con los recuerdos más bonitos de nuestra niñez , los viajes que tanto disfrutamos, tu apoyo incondicional siempre como persona como hermana amiga y Doctora. La Doctora corazón como en la familia de cariño te decíamos. Gracias hermana te amo, vuela alto donde tu luz siga brillando. Nosotros no pararemos hasta hacerte justicia tu no moriste a ti te mataron”, remarcó.La detención se llevó a cabo durante las primeras horas del viernes (Foto: PGJEH).La detención se llevó a cabo durante las primeras horas del viernes (Foto: PGJEH).

Cabe recordar que, Betty tuvo un accidente automovilístico, por lo que los oficiales, con lujo de violencia, la aprehendieron y trasladaron sin justificar a su familia el motivo.

Un video que circula en redes sociales muestra a Beatriz Hernández tras el accidente y alrededor de ella hay, al menos, dos policías y varios testigos. Una oficial la sostiene y le coloca las manos en la cara y cuello para ingresarla a la patrulla.

No importa, yo estoy haciendo mi trabajo”, le dice la mujer policía. Instantes después un sujeto, quien menciona que intentó ayudarla, se acerca a ella para observar su condición. Sin embargo, la médica no responde y es ingresada a la unidad oficial.

INFOBAE

Latest articles

Related articles