Un paliativo económico es una anestesia para el ahora, que entorpece la mirada y el accionar a futuro

En México la justicia social seguirá como el gran pendiente si no existen condiciones de desarrollo en igualdad para todas y todos, subrayó Araceli Saucedo Reyes, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Pátzcuaro, consideró que la política de la dádiva resulta una visión cortoplacista de un problema complejo y profundo que padece el país y que es el de la desigualdad.

“Un paliativo económico es una anestesia para el ahora, que entorpece la mirada y el accionar a futuro, ya que los problemas no sólo no se resuelven de esta manera sino que tienden a agravarse, pues coartan el hacer para instaurarlo por el esperar”.

Araceli Saucedo apuntó que sin duda alguna una condición necesaria para alcanzar justicia social es el desarrollo, el cual implica que los mexicanos cuenten con los ingresos económicos para su pleno desarrollo y el de sus familias, situación que no puede garantizarse bajo la perspectiva de la dádiva, sino apostando por la inversión para generar empleos formales bien remunerados y potenciar el crecimiento de las regiones.

Refirió que la pobreza es uno de los elementos fundamentales para conocer el grado de avance de la justicia social, “un país con tal cantidad de pobres y con amplias capas de la población sumergidas en la informalidad, no tiene justicia social, y las cifras sobre la pobreza lo ejemplifican ya que más de nueve millones de mexicanos se encuentran en pobreza extrema y otros 44 millones en condiciones de pobreza moderada”.

En ese sentido, consideró relevante el esfuerzo que se ha hecho desde lo local para combatir la pobreza, tanto que en Michoacán se ha sacado a 404 mil personas de la pobreza que equivale a la suma de toda la población de Apatzingán, Tarímbaro y Zitácuaro.

Sin embargo la legisladora, puntualizó que todo esfuerzo desde lo local, corre el riesgo de verse afectado a futuro si desde el Gobierno Federal no se instrumentan políticas eficaces y viables para el desarrollo.