H. Zitácuaro Michoacán.- El jueves pasado en la Cámara de Diputados con un total de 291 votos a favor, 114 en contra y 5 abstenciones los legisladores aprobaron en lo particular la llamada “ley Robin Hood” que pretende decomisar bienes que se hayan adquirido de manera ilícita o cuyo uso haya sido para cometer algún delito.

La ley de extinción de dominio que regresó a la cámara baja, luego de que el 1 de julio los Senadores la aprobaron con algunas reservas, fue discutida en lo general y en lo particular para posteriormente pasar al ejecutivo que en próximos días estará siendo publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Al respecto la Diputada Federal por Michoacán Mary Carmen Bernal Martínez mencionó que es la oportunidad perfecta para fortalecer el Estado de Derecho y combatir de frente la impunidad que pernea en los ordenes jurídicos de México.

Los bienes aptos a la extinción de dominio son aquellos relacionados a delitos como el secuestro, delincuencia organizada, los cometidos en materia de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos (Huachicoleo), contra la salud de personas, por hechos de corrupción, encubrimiento los perpetrados por Servidores Públicos, robó de vehículos, recursos de procedencia ilícita y extorsión.

La también presidenta de la Comisión de Seguridad Social en la Cámara de Diputados celebró la presente ley, ya que con lo anterior se garantizará la adquisición de bienes producto de actividades al margen de la ley, mencionando que “con ello asegura no solo la imputación de delitos penales, sino la recuperación de bienes muebles e inmuebles que hayan sido adquiridos de manera ilegal” cumpliendo con el compromiso de campaña de regresar al pueblo todo lo hurtado, en cuanto al saqueo de bienes nacionales.

Por último expresó la legisladora petista que continuarán los trabajos legislativos de la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo, para respaldar, mediante la correcta modificación de leyes, al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.