En México es necesaria una asistencia plena e integral para las niñas y niños y garantizar que las políticas públicas impulsadas por el Gobierno Federal brinden posibilidades reales para su desarrollo, subrayaron los diputados integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la LXXIV Legislatura en el Congreso del Estado.

Los diputados Araceli Saucedo Reyes, Norberto Antonio Martínez Soto, Antonio Soto Sánchez y Octavio Ocampo Córdova coincidieron sobre que se requiere garantizar un mejor entorno para los menores, para lo que es apremiante combatir la inseguridad y generar un entorno libre de violencia para ellos.

Los diputados urgieron a la federación a garantizar resultados efectivos en las acciones que se promueven en pro de la niñez y señalaron que tiene que ser una prioridad erradicarse cualquier signo de esclavitud infantil, más aún cuando el INEGI reporta que en México hay 2.4 millones de niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años que realizan alguna actividad económica y 2.2 millones realizan ocupaciones no permitidas.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación reporta que en las formas más extremas de trabajo infantil, los menores son sometidos a situaciones de esclavitud, de explotación laboral, separados de sus familias, expuestos a graves peligros como la trata de personas y a enfermedades y/o abandonados a su suerte en la calle de grandes ciudades.

Aunado a ello, siete de cada diez trabajadores entre cinco y 17 años viven en las zonas rurales de México, los restantes radican en las ciudades, según datos del Módulo sobre trabajo Infantil de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

En particular los menores trabajadores del campo sobreviven en condiciones de miseria a jornadas de trabajo superiores a las 12 horas, y conforman un grupo de personas cuyas garantías individuales como el derecho a una vida digna, a la alimentación, a la salud, a la educación, al juego, y a una identidad propia, se vulneran constantemente.

Los datos de la UNICEF, que reportan que un 44 por ciento de los hogares de jornaleros agrícolas en la frontera mexicana cuentan con al menos un niño o niña trabajador, y sus ingresos se acercan al 41 por ciento del total familiar.

Para la y los diputados del PRD la protección de este sector es una prioridad, ante lo que se han presentado diversas propuestas legislativas ante el Pleno las cuales confían puedan prosperar este mismo año.