“Fue una encerrona de la fregada, me encontré con puros tiburones”, dice Salvador Alcántar Ortega, presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua, sobre la reunión que sostuvo ayer martes con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja; así como los directores generales de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez, y para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco, entre otros funcionarios y legisladores federales y locales de Chihuahua.

El dirigente agrícola dijo que tras la extracción de casi toda el agua almacenada en la presa Las Vírgenes y previendo la posibilidad de que ahora quisieran extraer la que hay en la presa La Boquilla, solicitó una audiencia con la titular de gobernación para abordar el tema.

“Nos recibieron, pero insisten en que van a sacar el agua de La Boquilla”. Ahora -detalló Alcántar- ya no argumentan que es para cumplir con el Tratado, ahora dicen que “es para uso urbano público de Nuevo León y Tamaulipas, sobre todo de las ciudades fronterizas del Bajo Bravo, porque tienen que cumplir con el derecho humano al agua”.

Fue una reunión muy tensa, de casi dos horas, narró Alcántar “Me tenían a fuego cruzado, estaba solo (…) me presionaban y me presionaban para que aceptara la extracción de la presa La Boquilla. Les respondí que no soy autónomo como para tomar esa decisión, tengo que llevarlo a mis representados… Antes hubo un muerto por la presa La Boquilla, ahora si intentan sacar (agua) va a haber muchos”, consideró.

Sus cuentas bancarías siguen bloqueadas.

Alcántar Ortega señaló que también acudió al encuentro para tratar el tema de las cuentas bancarias que la Unidad de Inteligencia Financiera le bloqueó desde hace un mes, argumentando haber encontrado movimientos irregulares.

“Yo no he podido disponer de mi dinero (…).De las cuentas no me dijeron para cuando porque aún investigan. Les llevé mis estados de cuenta notariados, ahí tengo los ingresos que recibo de la pensión como excatedrático universitario. Me ha salido más caro pagar abogados para poder disponer de mi dinero que lo que tengo en esas cuentas.”.

En el encuentro, dijo Alcántar, se pactó una próxima reunión para la semana entrante, “ellos (los funcionarios) publicarán cuándo.”.

Tensión en La Boquilla

Tras conocer los detalles del encuentro entre los funcionarios federales y Salvador Alcántar, la tensión en la presa La Boquilla aumentó. Los agricultores que la resguardan continúan en alerta. “Ahorita ya la población de los municipios más cercanos a la presa (Camargo, San Francisco de Conchos y La Cruz) está atenta al llamado de apoyo ante cualquier intento de las fuerzas federales para retomarla. También tenemos gente vigilando el área conocida como Las Pilas, donde está el destacamento de la Guardia Nacional, quienes nos avisarán cualquier movimiento de sus elementos”, informó a Latinus, Jorge Robles, integrante del grupo de agricultores que organizaron la toma de La Boquilla el pasado 8 de septiembre.