• Magistrado presidente recibe a integrantes de Barra Michoacana Colegio de Abogados, conversan sobre retos por reformas

Morelia, Michoacán, 2 de mayo de 2019.- La reciente reforma en materia laboral implica un reto para todos en quienes recaerá la nueva responsabilidad, por lo que el Poder Judicial ya cuenta con una reserva de jueces de primera instancia en materia civil, mercantil, familiar y laboral, producto de un concurso de oposición, que es la forma de acceder y ascender en la carrera judicial.

Lo anterior, lo expresó el magistrado Héctor Octavio Morales Juárez, presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo del Poder Judicial de Michoacán, al recibir en visita de cortesía a integrantes del Consejo Directivo de la Barra Michoacana Colegio de Abogados, A.C., presidida por Ricardo Díaz Ferreyra.

Morales Juárez afirmó que está convencido de que la impartición de justicia no se realiza de forma unilateral, si bien los operadores jurídicos tienen una actividad preponderante para dar resultados a la ciudadanía, también reviste importancia la profesionalización de abogados postulantes; además, dado que las normas se van modificando -producto de los cambios sociales- la asistencia permanente a cursos es fundamental.

En este sentido, reafirmó el compromiso del Poder Judicial de mantener una relación de respeto y abierta con todas las agrupaciones de abogados, así como a aportar –en la medida de las posibilidades institucionales- a estas capacitaciones de sus integrantes, en las que jueces y magistrados participan como ponentes.

Díaz Ferreyra mencionó que es la primera vez que existe un acercamiento con la institución, y dado que los integrantes de la Barra litigan en las distintas materias, como penal, civil, mercantil, familiar y próximamente laboral, es fundamental ser partícipes activos de cursos para contar con los conocimientos necesarios y dar un servicio adecuado a quienes solicitan sus servicios. Para concretar la solicitud expresada en reunión, la agrupación hará una petición formal con las temáticas de mayor interés para sus barristas, de manera que sea valorada al interior del Consejo del Poder Judicial y, en caso de ser aprobada, enviada al Instituto de la Judicatura para su realización.