Morelia, Michoacán., 10 de marzo de 2019. – No obstante, el trabajo permanente que realizan en el interior del estado, los agentes de la Policía Michoacán mantienen una rutina de entrenamiento de al menos tres veces a la semana “para para perfeccionar, controlar y mantener la salud mental y físico de cada agente”, sostuvo el subsecretario de Seguridad Publica Carlos Gómez Arrieta.

En entrevista este domingo, el mando policial destacó la importancia de que los elementos desarrollen buena salud con la práctica deportiva, así como un ideal acondicionamiento físico para poder responder a los distintos retos que impone el trabajo policial.

“En la Secretaría de Seguridad Pública continuamos con la tarea de profesionalizar a nuestra Policía Michoacán, esto no solo en el ámbito jurídico, táctico o técnico, también en lo físico, de este modo los elementos podrán encarar sus obligaciones de manera correcta, con un sólido desempeño a partir del entrenamiento”, explicó Gómez Arrieta.

El subsecretario añadió “en las tareas de seguridad no se puede descuidar el aspecto físico de la policía, con todo y que se mantienen operativos las 24 horas, se procura la realización del entrenamiento tres veces por semana, porque en este trabajo la actividad física es muy cansada; frecuentemente hay que correr, luchar por la vida de otros y la propia”.

Además, refirió el subsecretario, los niveles de estrés que se experimentan pueden ser muy elevados, así que se precisan mecanismos para encauzar esa energía “que mejor que canalizarla a través de la práctica deportiva, la que más sea de su agrado, claro”.

Para ello, en los distintos cuarteles se cuentan con sesiones de entrenamiento físico funcionales y adaptadas, según sean las necesidades de los elementos.