Por la defensa de los derechos de las personas y de la soberanía de la nacional, el Partido de la Revolución Democrática, debe continuar su ruta para fortalecerse como instituto político, afirmó la coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD, Araceli Saucedo Reyes.

Luego de las versiones sobre la permanencia del PRD, la líder perredista recordó que a lo largo de su historia este partido ha demostrado que la lucha constante y la unidad es vital para consolidar acciones que beneficien a las y los mexicanos.

Si bien, la dirigencia nacional y la estatal este día ya dejaron claro que el PRD no desaparece, hizo un llamado a fortalecer la ruta de trabajo que abone a la consolidación del partido, toda vez, que en el marco de las campañas de afiliación y reafilación, se refrendó el cariño y respaldo de la militancia, quienes no dudan en ser parte de este proyecto.

De cara a que se defina en próximos días el proceso de elección interna para renovar las dirigencias a nivel municipal, estatal y nacional, Araceli Saucedo destacó la importancia de que hoy más que nunca se valore el aporte de este partido a nuestra sociedad y país y las determinaciones que desde el PRD se tomen se hagan siempre considerando y poniendo en el centro de ellas a las y los mexicanos.

“Desde el PRD seguiré luchando con la gente por la justicia y desarrollo de las mayorías en nuestro país; nuestro partido ha logrado conquistas sociales históricas, por eso hoy, es necesario que todos los que confían en este proyecto tengan claro que desde mi trinchera siempre lucharé por la defensa de los derechos de la gente y por el fortalecimiento de nuestro instituto político para que garantice resultados efectivos a las mayorías”.

Por ello, dejó claro que defenderá al PRD, su nombre, su color, su origen y principalmente su gente, convencidas de que se debe a la militancia, a todas y todos con los que hemos luchado por años.

Recordó que la lucha perredista en nuestro país dio pie a la consolidación de un sistema electoral basado en la equidad, la civilidad, la competencia en condiciones legales de igualdad para cada uno de los participantes; antes la hegemonía del poder impedía una participación abierta, franca, con posibilidades reales de triunfo para aquellos que buscaban alternativas de gobierno diferentes, que consideraban la necesidad de un cambio profundo en la participación política en México.

Fue la lucha del PRD la que abrió el camino al reconocimiento legal de los derechos de las mujeres, con normas y políticas públicas que atienden las hondas problemáticas que han enfrentado históricamente las mujeres en nuestro país.

A partir de la labor que a lo largo de estos años han realizado los militantes perredistas, en México, la participación ciudadana ha ido consolidando espacios reales para hacerse oír, para aportar y contribuir en la construcción de la nación a la que todos aspiramos.

Por ello y por todas las acciones que el PRD ha logrado en su historia, reiteró que es necesaria la permanencia de este instituto político, el cual garantiza resultados efectivos a la población, ya que no se renuncia al origen ni a la defensa de las causas de la gente.