El presidente Andrés Manuel López Obrador inició en Miahuatlán, Oaxaca, el tercer día de la gira de este fin de semana en hospitales rurales del IMSS Bienestar acompañado del Gabinete de Salud.

Con el recorrido de este día, suman 41 visitas en las que el mandatario informa a la comunidad de médicos, enfermeros, administrativos y pacientes el propósito de su gobierno: garantizar el cumplimiento del artículo 4º de la Constitución.

Tras escuchar las demandas de los habitantes de Oaxaca, el presidente sostuvo que existe abandono en unidades médicas, sobre todo en las rurales, como hoy se lo plantearon en su camino a Miahuatlán.

Indicó que su administración heredó “un cementerio de obras inconclusas” de las que dijo, se sirvieron los gobiernos pasados para cometer actos de corrupción.

“Ahora tenemos que atender todo eso y mejorar el sector salud”, aseveró.

En el Hospital Rural Miahuatlán del IMSS Bienestar, donde se atiende a 187 mil 382 personas principalmente de las etnias zapoteco y chatino, reafirmó que ese programa no desaparecerá sino que se consolidará.

El jefe del Ejecutivo presentó al director del nuevo Instituto de Salud para el Bienestar, Juan Ferrer; esta instancia sustituirá al Seguro Popular.

Expresó su rechazo al cuadro básico en los medicamentos porque sostuvo que es discriminatorio.

Anunció que el encargado de que no falten las medicinas en hospitales y centros de salud, será Alejandro Calderón Alipi.

El doctor Alejandro Svarch Pérez tendrá a su cargo la Coordinación Nacional Médica con el objetivo de resolver el déficit de médicos, especialistas y enfermeros al impulsar el egreso de más profesionales de las universidades.

En ocasiones anteriores el mandatario ha dicho que con el gobierno de la Ciudad de México se creará una universidad dedicada a medicina y enfermería.

Subrayó que debe haber especialistas diariamente en todos los turnos y aquellos que trabajen en comunidades apartadas, ganarán más.

Las tareas de mejoramiento, ampliación y reparación de la infraestructura corresponderán a Carlos Sánchez Meneses. En Oaxaca los esfuerzos se concentrarán en centros de salud y hospitales dañados severamente por los sismos.

Víctor Manuel Lamoyi Bocanegra será el encargado de regularizar gradualmente a todos los trabajadores del sector salud que trabajan por honorarios o contrato, tomando en cuenta antigüedad, buen desempeño y recursos del gobierno.

“Nada de influyentismos”, enfatizó el presidente al informar que los objetivos mencionados se concretarán con un incremento presupuestal de 40 mil millones de pesos el próximo año al sector salud.

Habló de los avances en la entrega de apoyos de los ‘Programas Integrales de Bienestar’. Informó que ya no se siguen agendas impuestas desde el extranjero.

“La nuestra se trata de acabar con la corrupción, que todos los fondos liberados se destinen al bienestar del pueblo y garantizar paz y tranquilidad (…) No haremos lo que nos ordenen los organismos internacionales o gobiernos extranjeros”, remarcó.

lopezobrador.org.mx