El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el próximo martes recorrerá la ruta del ducto Tuxpan-Azcapotzalco para dialogar con habitantes de municipios aledaños.

El objetivo de esta visita es acercar los programas de bienestar del Gobierno de México y brindar alternativas de desarrollo que eviten su participación en el robo de combustible.

Informó que el pasado lunes dicho canal de distribución volvió a ser objeto de sabotaje y sostuvo que se trata de una acción deliberada que afecta el abasto.

Sin embargo, dijo, continuará la implementación de acciones encaminadas a garantizar el suministro, normalizar el servicio y vigilar el patrimonio de la nación.

Indicó que actualmente más de 5 elementos del Ejército, la Secretaría de Marina y la Policía Federal vigilan los ductos del país.

Adelantó que buscará regular la distribución y venta de válvulas que se utilizan ilegalmente en tomas clandestinas.

Asimismo, detalló que se contempla la posibilidad de adquirir 500 pipas de 60 mil litros cada una.

El presidente pidió a la población resistir el tiempo de espera en la estaciones de carga de gasolina y que no se conviertan en cómplices de la corrupción.