La diputada Nayeli Salvatori Bojalil (PES) plantea exhortar a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a que publique en su página electrónica y difunda en redes sociales, el listado de establecimientos sancionados por venta de bebidas alcohólicas mezcladas con energizantes.

En un punto de acuerdo enviado a la Segunda Comisión de la Permanente, menciona que las bebidas con cafeína y otras sustancias como la taurina son estimulantes, mientras que el alcohol es un potente depresivo, que al combinarse es muy peligrosa para la salud.

Esta mezcla, dijo, se ha popularizado debido a que la cafeína, al actuar en el sistema nervioso central provoca que el organismo se alerte, disfrazando la percepción del estado de ebriedad, por lo que la persona siente la necesidad de consumir más alcohol y estimulantes, pudiendo llegar a presentar convulsiones, ansiedad, irritabilidad, insomnio, cefaleas y, en casos extremos, taquiarritmias, el corazón prácticamente “enloquece”.

La secretaria de la Comisión de Radio y Televisión detalla que el infarto agudo al corazón es la principal causa de enfermedad y muerte entre los 40 y 60 años de edad, aunque es creciente la cantidad de individuos menores de 30 años que también lo padecen; con frecuencia asociado al consumo de bebidas energizantes combinadas con alcohol.

Reportes del servicio de Cardiología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social, señalan que es común encontrar a jóvenes en las salas de urgencias con este problema de salud.

Las personas que padecen alguna enfermedad cardiaca de la cual no tienen conocimiento, como arritmia, deficiencias en la coagulación, un padecimiento genético o autoínmunes, son vulnerables al consumo de este tipo de bebidas energizantes.

Sobre las arritmias, el Centro Médico indica que el primer síntoma es el infarto. En algunos casos, los afectados pueden presentar palpitaciones, pero cuando ingieren bebidas energizantes cuyos ingredientes principales son cafeína y taurina aparecen las complicaciones.

Salvatori Bojalil subraya que la Comisión de Evidencia y Manejo de Riesgos de la Cofepris, apunta que consumir bebidas energizantes se ha hecho muy popular, especialmente entre los jóvenes, quienes las ingieren solas o mezcladas con alcohol.

La NOM-218-SSA1-2011 “Productos y servicios. Bebidas saborizadas no alcohólicas, sus congelados, productos concentrados para prepararlas y bebidas adicionadas con cafeína. Especificaciones y disposiciones sanitarias” indica que no se recomienda el consumo de estos productos en niños menores de 12 años, mujeres embarazadas o lactando, personas sensibles a la cafeína, ni la mezcla con bebidas alcohólicas.

Además, en 2016, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y Cofepris emitieron una alerta a la población, para evitar el consumo de bebidas alcohólicas mezcladas con bebidas adicionadas con cafeína conocidas como “energizantes”, debido a que pueden provocar daños a la salud.

Es fundamental que las autoridades competentes eliminen la corrupción y el chantaje en los operativos de verificación en establecimientos que expiden bebidas alcohólicas, y actúen de inmediato, en lugares que ofrecen al público estos insumos combinados con bebidas energizantes.