Por @avestruzeterea

BUENA RACHA

ALMO está enrachado en los últimos días. Si hablamos solo de la última semana, casi todo le ha salido bien.

  • Convenció a seis cobardes ministros de avalar una consulta con los argumentos más absurdos.
  • El congreso pasó la militarización de todos los puertos del país.
  • Terminó con los fideicomisos. Cambian las reglas claras y los presupuestos multianuales y a partir de ahora si alguien quiere dinero lo tiene que convencer a ÉL.
  • Los organismos reguladores del sector energético siguen dinamitando ilegalmente la Reforma Energética.
  • El TEPJF ordenó que se nombrara al nuevo dirigente de MORENA en una encuesta, método que no está en ninguna parte de los estatutos del partido pero que él propuso sin tener atribuciones para ello.
  • Tiene teflón ante la pandemia: los muertos se apilan, su rockstar sentencia como Filósofo de Güemes que los que fallecieron, fallecieron, y aquí no pasa nada.
  • En medio de la peor crisis de la economía mexicana desde 1932, en el presupuesto del año siguiente están asegurados tres proyectos (Dos Bocas, Santa Lucía, Tren Maya) que en circunstancias de bonanza serían una estupidez sin sentido pero que en época de depresión económica raya en la negligencia criminal.
  • Subió su popularidad personal en las encuestas en todos los medios.
  • Todos los sondeos sin excepción confirman que, si hoy fueran las elecciones del 2021, MORENA arrasaría.

ALMO quiere concentrar el mayor poder posible. Y le está saliendo de maravilla. Le va muy bien.

MALA RACHA

Los que no están tan bien son los mexicanos. ¿Por dónde empezamos, basados solo en datos oficiales?

  • México ya es de los 10 países de más de un millón de habitantes con más muertes per cápita en cifras oficiales, que son 40% peores que el “escenario muy catastrófico” que el propio gobierno definió. El dato de muertes en exceso reconocido por fuentes oficiales es por lo menos de otro tanto igual.
  • En época de EPN un alto porcentaje de las compras públicas no eran por licitación abierta. ALMO prometió llevar ese nivel a cero, y no solo no lo cumplió sino que ahora hay MÁS adjudicaciones directas.
  • ¿Qué podemos decir de seguridad? En lo que va del sexenio ha habido más asesinatos que en el mismo periodo del de EPN y Calderón SUMADOS. Queda para la estadística que desde que se mide la violencia, en este sexenio hemos tenido el año más violento, el mes más violento, la semana más violenta y el día más violento. Todos los records superados.
  • En cuanto a economía, este año se tuvo la caída trimestral más importante del PIB desde que se mide. En 2019 tuvimos la primera caída de la economía por razones internas del milenio.
  • Este año terminará con al menos 10 millones de personas adicionales por debajo de la línea de la pobreza.
  • No hay medicinas para niños con cáncer. El IMSS bajó en 2019 de manera importante su nivel de vacunaciones comparado con 2018. El INSABI nació muerto.
  • La inversión fija bruta está en niveles que nos hacen saber que hacia adelante el futuro no será promisorio. Lo de México no es un pequeño bache que se superará en un par de trimestres.

A los mexicanos en el día a día les está yendo peor. Peor en su seguridad. Peor en su economía. Peor en la atención de su salud. Peor en la perspectiva de futuro.

EL PILOTO DEL AVIÓN

Mucha gente de buena fe repetía como mantra algo que sonaba muy bonito: “hay que desearle bien a ALMO, porque si le va bien a él, le va bien a México”.

Sonaba muy bonito.

Solo que era falso.

A ALMO le está yendo BASTANTE BIEN.

A México le está yendo BASTANTE MAL.

Recuerdo que ponían el ejemplo del piloto de avión. Si eres pasajero, te conviene que a quien vaya manejando el avión le vaya bien. Es obvio, ¿no?

Pues no.

Depende de cuál sea la intención del que lo va manejando.

Los que manejaron los aviones el 11 de septiembre lograron su intención. Se estrellaron en las Torres Gemelas. Pero eso no fue bueno para los pasajeros.

Los que iban en el avión de GermanWings que el copiloto deliberadamente estrelló contra los Alpes Franceses terminaron mal, aunque quien lo iba manejando logró su objetivo.

Mucha gente honesta se subió a un avión de MEXICANA DE AVIACIÓN hace muchos años en Monterrey, solo para acabar aterrizando en Cuba porque unos terroristas secuestraron el avión (por cierto, hablando de terroristas, un saludo a Rosario Piedra). No me parece que les haya ido muy bien siendo retenidos contra su voluntad en un país al que no eligieron ir, perdiendo todo un día, preocupando a las familias, sin llegar a sus citas de trabajo, sin poder continuar sus estudios, sin ver a sus seres queridos, siendo usados como monedas de cambio por unos cobardes asesinos.

Si el deseo del que maneja el avión es llevarlo al destino programado, pues claro. Ojalá que le vaya bien. Pasajeros y piloto quieren lo mismo.

Pero la analogía no aplica a ALMO. Porque a él no le importa la salud, la educación, la seguridad, el empleo productivo, la inversión, la transparencia, el combate a la corrupción en su sexenio. No.

A él solo le importa tener más poder.

Y lo ha conseguido. Ha sido muy exitoso.

Sin embargo a la mayoría de las familias mexicanas les va peor.

Buena racha para ALMO.

Mal sexenio para México.

CARLOSLORET