Paracho, Mich., a 6 de marzo 2021.- El rescatar a Michoacán es, entre otras cosas, regresarle la paz y la tranquilidad al estado, eso es lo que busca el movimiento de unidad, conciliación y esperanza, lo cual implica que que sólo unidos y organizadospodremos lograrlo.

Así lo manifestó Cristóbal Arias Solís al reunirse este día con las estructuras de Fuerza por México de la Meseta Purépecha y Zacapu, donde expresó que el movimiento que encabeza significa ir juntos en las coincidencias, más allá de cualquier diferencia.

Luego de expresar que los gobiernos del estado tienen una gran deuda con los pueblos originarios y con la gente de todas las regiones, puso de relieve que sólo una alianza del gobierno con la sociedad logrará revertir el olvido en que han estado.

Acentuó que dicho movimiento busca el rescate de Michoacán y, al efecto, precisó que en primer lugar se busca rescatar la dignidad que se ha quitado a las y los michoacanos. Tenemos que rescatar, dijo, la paz y la tranquilidad que nos han quitado debido a la inseguridad pública permitida por los malos gobiernos vinculados a los grupos delincuenciales, “vamos a rescatar a Michoacán de la desigualdad económica y social”.

Hay que rescatar a Michoacán, abundó, para darle una mejor educación, complementada con la enseñanza del arte, la cultura y el deporte para el desarrollo integral del individuo, formado en la ética y los valores.

El senador con licencia inició su recorrido en Charapan, donde estuvo acompañado por Enrique Hinojosa, Martín Martínez Palomares, Jorge Martínez, Elías Máximo Remigio, quien se separó de Morena, para sumarse al originario de Churumuco; Nadia Cervantes, Paulina Martínez, Araceli Rodríguez y Gregorio Uribe.

De principio a fin, Arias Solís escuchó el hartazgo de los habitantes de esta región, resumido en las palabras de la joven Libiel Remigio Ciprián, quien expuso: “estamos hartos de que quienes llegan al Ayuntamiento sean los mismos de siempre y lo hacen no para servirle a la gente, sino para beneficio propio”.

Elías Máximo remarcó el problema de la deforestación con el fin de cambiar el uso del suelo para el cultivo del aguacate, lo que ha provocado la alteración del clima, de frío a caluroso y seco, debido a la gran cantidad de agua que absorbe dicha planta. A ello agregó la falta de fuentes de trabajo, infraestructura, de agua potable en comunidades como Cocucho, cuyos habitantes tienen que recorrer un kilómetro para conseguirla.

David Mora manifestó que ya están hartos de los gobiernos de siempre y coincidió en la necesidad de un cambio impulsado por la juventud y las mujeres, para contar, como dijera José Guadalupe Covarrubias, con gobernantes que realicen más obra pública que quitar y poner banquetas para justificar el presupuesto.

En Paracho, Arias Solís estuvo acompañado por Andrea Vidales, José Luis Mata Álvarez, Karina Zavala, María Elena Mora, Vladimir González y Juan Bautista, integrante del reconocido grupo musical “Erandi”.

Aquí, Gregorio Agustín y Joel Campos invitaron a la población a reconocer la trayectoria de Arias Solís y, al igual que en Charapan, le obsequiaron el título de “Tata Cristóbal Arias”.