La falta de donación de órganos, en nuestro país, prevalece en la mayoría de los casos por la falta de información o mitos, ante lo que es necesario fomentar la cultura de dar vida entre la población y desde la infancia, consideraron los diputados integrantes del Grupo Parlamentario del PRD en la LXXIV Legislatura Local.

Conscientes de las necesidades que conllevan a las personas que requieren ser trasplantados de un órgano, y para facilitar el acceso a una atención médica de calidad, los diputados se manifestaron a favor de fomentar la cultura de donación de órganos.

Por lo que, respaldarán todas las propuestas legislativas que priorice la salud y bienestar de los ciudadanos, como el fortalecimiento de las instituciones.

En el marco del Día Mundial de los Pacientes Trasplantados, los diputados, Araceli Saucedo Reyes, Norberto Antonio Martínez Soto, Octavio Ocampo Córdova y Antonio Soto Sánchez, se pronunciaron a favor de cerrar filas para fortalecer en Michoacán y en el país la donación de órganos.

Manifestaron su respaldo a la campaña de donación cadavérica con fines de trasplante, ya que actualmente ,pese a que existe el manifiesto de ser donador, el proceso sigue dependiendo de la voluntad y autorización de la familia.

La cultura de la donación de órganos promueve que tanto tejidos, células y órganos sean utilizados para trasplantes que permitan dar una segunda oportunidad a otros seres humanos, por lo que, consideraron fundamental que en Michoacán se profundice la cultura de donación.

Si bien, en la entidad se ha venido caminando de manera afirmativa en la materia, es necesario redoblar esfuerzos, ya que menos del 10 por ciento de personas, que al año están a la espera de un trasplante, logran contar con el órgano que requieren.

En nuestro país, la Ley General de Salud determina que todos los ciudadanos son donadores de órganos, aunque reconoce el derecho de las personas a no ser donadoras.

En tanto que las autoridades estatales reportan que, entre 2003 y 2017, en México se lograron trasplantes para mil 175 personas, lo que sin duda nos habla de una mayor conciencia ciudadana hacia la donación de órganos, pero aún falta mucho camino por recorrer.

En el país, más de ocho mil muertes al año por enfermedades renales podrían evitarse, o bien, 90 mil decesos por problemas cardiovasculares, ó 45 mil fallecimientos por causas hepáticas, si se contará con el trasplante de algún órgano o tejido para atender a los pacientes.

En el caso de Michoacán, son 18 instituciones médicas que se dedican al trasplante o a la procuración de órganos y tejidos; la mitad de ellas son públicas y cuentan con personal especializado en la materia.

La mayor demanda de órganos es para riñón, córnea, corazón, hígado y pulmón; el problema es que sólo cerca del cuatro por ciento de los pacientes recibe alguno de ellos por donación altruista, el resto se obtiene de cadáveres.