En el marco de la reunión de trabajo semanal de funcionarios del Gobierno de México con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), convocada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y en esta ocasión, a solicitud de la secretaria de Economía, Graciela Márquez, se presentó una visión puntual del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual entró recientemente en vigor.

En la reunión también estuvo presente la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, quien presentó los criterios laborales del T-MEC y de funcionarios del sector salud federal; también se escucharon los puntos de acuerdo del gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, en su calidad de presidente de la mesa de Desarrollo Económico de la Conago.

En su intervención, la secretaria Graciela Márquez destacó que el T-MEC da certidumbre al ofrecer reglas claras para los operadores económicos en la región de América del Norte y busca mantener la competitividad en esa zona geográfica. Asimismo, el acuerdo mantiene el libre comercio y preserva la integración en América del Norte responsabilidad de los tres países.

La secretaria de Economía federal expuso los pasos a seguir luego de la entrada en vigor de dicho tratado comercial, el pasado 1° de julio, y explicó la estructura institucional establecida por el mismo, la cual incluye comités, subcomités y grupos de trabajo. Además, la secretaria anunció el establecimiento del Grupo Intersecretarial de Alto Nivel para la implementación y funcionamiento del T-MEC, mismo que es presidido por la Secretaría de Economía.

Por su parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que con estas sesiones se avanza en el diseño de las estrategias para la recuperación económica, y también para la protección de salud de millones de mexicanas y mexicanos durante la nueva normalidad.

“El tema había sido convocado desde la reunión pasada por la doctora Graciela Márquez para ver algunas especificidades del T-MEC y platicar con ustedes cómo podríamos avanzar en esto temas de reapertura económica, y sobre todo de qué manera podemos tener una visión ya más puntual de lo que significa el tratado que entró en vigor los primeros días de este mes de julio”, puntualizó la titular de Gobernación.

La secretaria Olga Sánchez Cordero agradeció el trabajo de la gobernadora, los gobernadores y de la jefa de gobierno de la Ciudad de México por su apoyo para hacer posible un regreso ordenado a la nueva normalidad, y reconoció la labor del gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, quien dejó la presidencia de la Conago, y felicitó a su sucesor, el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, a quien expresó que “seguiremos trabajando conjuntamente para generar estas sinergias sólidas en favor de la gobernabilidad y del fortalecimiento del pacto federal”.

Luisa María Alcalde Luján, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, destacó a su vez la prioridad que tiene la implementación de la Reforma Laboral para impulsar la transformación del nuevo modelo laboral y consolidar un compromiso histórico de democratizar el mundo del trabajo. Expresó ante los mandatarios estatales los avances que se han logrado en la armonización de las leyes de las entidades federativas para la implementación y la puesta en marcha de los tribunales laborales locales, federales y los centros de conciliación.

Asimismo, recordó a los gobernadores de las diferentes entidades que es una obligación para los sindicatos el adecuar sus reglas internas al voto personal, libre, directo y secreto para elegir a los dirigentes, la rendición de cuentas y la equidad de género en las directivas sindicales, donde existe uno de los retos más grandes.

Durante la reunión, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, propuso establecer una mesa permanente de coordinación entre autoridades federales, la Conago y el sector productivo para aterrizar de manera ordenada las nuevas inversiones que lleguen al país; para aumentar el contenido Hecho en México y establecer una mesa de trabajo con la Secretaría de Educación Pública y las universidades estatales para adecuar los planes de estudios de todo el país, entre otras propuestas.