• El objetivo, impulsar y consolidar a las pesquerías, así como brindar apoyo a todos los actores que intervienen en la industria, indican en foro a distancia.


Durante una reunión de trabajo, a distancia, con organizaciones del sector pesquero, integrantes de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, coincidieron en que esta actividad productiva requiere mayor presupuesto, subsidios a los combustibles, así como capacitación para beneficiar a los mexicanos que se dedican a ella.

El presidente de la Comisión, senador José Narro Céspedes, conminó a acuicultores y pesqueros a plantear propuestas sobre el Presupuesto de Egresos 2021 y sugerir reglas de operación más claras y justas para la ejecución del gasto y de los programas del Gobierno Federal en la materia.

Se necesita incrementar el presupuesto para la pesca y la acuicultura, a fin de mantener, impulsar y consolidar a las pesquerías, así como brindar apoyo a todos los sectores que intervienen en la industria, indicó el legislador.

Refirió que, en 2016, la asignación de recursos para la pesca fue de tres mil 372 millones de pesos y para 2020, apenas alcanzó los mil 371 millones, lo que representa cerca de la tercera parte de lo que antes se otorgaba.

Dijo que es pertinente revisar el padrón de apoyos que entrega Bienpesca, debido que no se beneficia a toda la gente del sector. Indicó que, incluso, existen diversos señalamientos de que la ayuda es entregada a gente que no se dedica a esta actividad.

El senador por Morena aseguró que además de capacitación, los pescadores mexicanos requieren de subsidios para insumos como el diesel, indispensable para que las embarcaciones salgan en búsqueda de especies.

Asimismo, consideró que compiten en condiciones de desventajas, en comparación con sus homólogos de otras partes del mundo, donde el costo del combustible es 25 por ciento más bajo.

Respecto al embargo en el Alto Golfo de California, emprendido por el gobierno de Estados Unidos, informó que se plantea una defensa en Washington para levantarlo, debido a que dificulta las exportaciones y provoca la caída de las producciones. Debe convocarse a un convenio de cooperación para desarrollar la pesca en la zona de manera conjunta y no con mecanismos que limiten y afecten a alguna de las partes, subrayó.

Narro Céspedes afirmó que es fundamental construir una cultura de la alimentación, basada en productos provenientes del mar, ya que contienen proteína de alto valor nutrimental y podrían ser aliados en la lucha alimentaria contra la comida chatarra, la cual ha sido la detonante de problemas sanitarios y enfermedades que prevalecen en el país.

Remarcó a las asociaciones civiles, productores y a la población dedica a la pesca que el Senado de la Republica es un aliado con el que pueden dialogar, proponer y encontrar acompañamiento para los temas del mar. Ofreció que todo lo expuesto será considerado para el desarrollo del trabajo legislativo de la Comisión.

En tanto, la senadora del PRI, Beatriz Paredes Rangel, sugirió complementar los programas de Bienpesca para que no sólo sean apoyos al consumo, sino que se vinculen con el aprendizaje y la productividad del sector pesquero, a fin de obtener un mejor aprovechamiento.

Propuso que, desde la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado, que ella preside, se pueda realizar un encuentro con investigadores y especialistas en acuicultura, maricultura y artes de pesca, para revisar alternativas y otros temas que puedan beneficiar a los productores con el apoyo de la ciencia e innovación.

Sobre el tema del embargo, dijo que buscarán un encuentro con el área jurídica de la Secretaría de Relaciones Exteriores para plantear la situación y establecer una estrategia de defensa, con el acompañamiento de los pescadores, quienes pueden aportar información real sobre las condiciones de las áreas marítimas.

Por su parte, el senador Ovidio Salvador Peralta Suárez, de Morena, anunció que buscará impulsar una reforma que contribuya al desarrollo de los más de 250 mil mexicanos que dependen de la actividad pesquera.

Consideró que se deben revisar los costos de los certificados de seguridad marítima, pues se han triplicado, el de impacto ambiental y el permiso comercial tarda alrededor de cuatro meses para ser expedido, condiciones que vulneran a los pescadores de bajos recursos y puede derivar en el aumento de la pesca ilegal.

Dijo que en el caso de Tabasco, las embarcaciones deben salir del polígono de las plataformas petroleras para pescar y al recorrer grandes distancias los costos de producción llegan a afectar el precio final, por lo que es pertinente aportar un subsidio para los combustibles.

Su compañero de bancada, el senador Arturo Bours Griffith coincidió en la necesidad de otorgar apoyo en los combustibles para los pescadores de Sonora. Explicó que las condiciones de los índices de sal en el Río Bravo han aumentado por la falta del cauce, lo que provoca que la vaquita marina no pueda vivir en un estado óptimo, pero este aspecto que no es tomado en cuenta.

La diputada Claudia Valeria Yáñez Centeno, secretaria de la Comisión de Pesca de la Cámara de la Cámara de Diputados, insistió en un censo confiable de los recursos otorgados por Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), la revisión de subsidios y la viabilidad de recuperar algunos de los subcomponentes, a fin de reactivar la económica.

Afirmó que es necesario entablar un dialogo con la Secretaria del Trabajo para gestionar que las y los pescadores puedan acceder a un seguro de desempleo, ser sujetos de crédito e impulsar trabajos temporales alternativos, ante eventualidades climáticos o emergencias sanitarias.

En el encuentro también participaron: Cristina Rivas Ochoa, Rafael Ortiz Rodríguez y Juan Manuel Calderón Alvarado, de EDF de México; José Eduardo Rolón Sánchez y Sara Chávez, de Causa Natura; Renata Terrazas Tapia y Esteban García-Peña, de Ocena México.